lunes, 28 de febrero de 2011

Mi libertad

--Mi libertad (abril-mayo 2009)--

Dame una posibilidad, y verás como cabe,
tendrás dedos de más,
saliva flambeada,
será la noche de los sexos vivientes,
el mío no podrá disimular,
el tuyo imitará a "El grito" de Munch,
vamos a maltratar a las sábanas,
o que lo oigan todo y no vean nada,
y que no sepan de caricias descontándose,
de mi lengua resbalando por tu crema facial.

Golpe de estado a mis conflictos internos,
los tiempos muertos son restos de puñados,
te observo, y es para siempre,
es tan radiante, que el olvido se desentiende,
tan esponjoso, que no puede ser con goma.

Seguro que lo de Stendhal no fue para tanto,
quiero ver fotos de tu madre de joven,
pasarte el champú por la entrepierna,
recoger tu vello púbico de la bañera,
como todo ensimismado en sus cabales.

Por ti, hundiría puertas en cualquier muro,
invertiría mi libertad, liberando a otras muchas esclavas,
y pondría a tu nombre el copyright de mis textos y me suicidaría a los 27, incluso,
pero, cuando todo acabe, quiero que seas la primera en morir,
yo llene tu ataúd de formol,
cubra techos y paredes de lamentos,
cada línea se secará de verdad,
tan verdad como el parir.

Ahora lo entiendo y lo comprendo,
y debo confesarte que...yo también.

jueves, 24 de febrero de 2011

Ebria sobriedad

--Ebria sobriedad (marzo 2009)--

Sigue allí cuando abro los ojos,
parece que mi estado la sonroja,
¿por qué dará igual la suciedad de una copa propia?
y la vacío de Borgoña.
Jaume no duerme mucho más,
le oigo levantarse mientras descorcho otra botella,
he limpiado las copas, pero cojo un par de vasos,
él ha entrado en el Messenger cuando regreso al comedor,
me explica que Bienam está cabreada, y sirvo la bebida:
"y un moco que nos soltó el pavo...,
hay mucho mal follado por ahí"
y lo dije, porque ¿por qué no?:
"créeme, el ser arisco no es cosa de la ausencia de sexo,
es cosa del sentido del ridículo,
y la gente con demasiado sentido del ridículo que folla tan solo baja la guardia"

Nos terminamos la botella y bajamos a comer al bar de siempre,
pedimos al camarero, y esperamos, callados,
no es nada personal, tan solo cansancio,
nos sirven dos jarras de sangría,
huelo la aceituna de la mortadela,
las especias del consomé,
el azúcar quemado sobre la crema,
nos traen lo que debe ser la comida, porque son cosas sólidas,
pero es raro morder la yema de un huevo frito y que cruja,
es rara una barra de pan en forma de cuarto de luna,
es una sangría, eso sí, que está cojonuda,
y un Chivas, no? un Chivas,
mientras lo asumimos, en la telenovela se ponen tensos:
"no es tanto lo que pueda soportar una persona,
es más las ganas de vivir que tenga"

Está tan claro como el hielo,
los coches paran ante las personas por el papeleo,
llegamos vivos a otro bar de viejos,
Marta y Peri ya hacen su primera ronda,
el sitio es tan tranquilo que hay un pesebre sobre la tragaperras,
la gente aquí ya sabe que toca perder,
Raúl ha avisado a Marta de que en un par de horas llega,
así que pedimos unas medianas,
y pedimos otras,
y pedimos otras, tras otras,
alcanzo el diario para ver la programación,
Raúl llega a tono de su cena de empresa,
y en la contraportada:
"¿cómo esperáis que caiga el capitalismo?
¿no veis que todo el mundo juega a la lotería?"


Raúl estira los brazos, haciendo que nos paremos:
"¿Súper-plato por tres euros? ¿cuatro croquetas?"
"hombre, si la foto es tamaño real, la croqueta es como mi cabeza,
yo me como una, y la otra me la llevo a casa y la riego"
siguen sin entenderme al llegar al parque,
Peri, siempre tan precavido, saca una botella de whisky de su mochila,
tomo el primer trago, porque hace media hora que es domingo, y hoy aún no he bebido,
dos chavales intentan agarrar a un tercero borracho,
el tío se zafa de ellos y corre encorvado hacia nosotros
"el amor son fórmulas,
la convivencia, su reacción química,
luego curas el sida o explota la cuidad"
y el tío se va por donde ha venido,
y yo he derramado todo el whisky,
quizá sea hora de regresar.

lunes, 14 de febrero de 2011

Maldito poeta

Maldito poeta (marzo-abril 2009)

Aunque no sabe dosificar el devenir de los días
le ha perdido el gusto a las noches largas señaladas,
vive en cortas y esparcidas,
lo que no le viene a la memoria, se manifiesta en sus huesos,
cultiva un futuro rico en varices.

Entre creer que el tiempo juega a favor o en contra nuestro
dice estar casi seguro de que no interviene,
observa a su alrededor para saber qué errores comete y en cuales no debe caer,
como que madurar no es descubrir y entender que las cosas no siempre salen como uno quiere,
es aceptarlo y convivir con ello.

La cerveza se bambolea dentro del vaso,
observa los pechos rotundos de dos mujeres que se comunican con posesivos,
podrían estar hablando de mascotas o de electrodomésticos,
Jaume se sienta, arrojando: "ay, el poeta maldito...",
y él no responde: "No. Maldito poeta."

Sabe que la gran literatura no nace del crispado sufrimiento,
es obra de la reflexión serena,
notas extraviadas secuestran las mejores citas,
¿hasta cuándo durará? o ¿cuándo va a empezar?

Ya no escribe para impresionar a las chicas,
ni tan solo a si mismo,
pavorosa proyección infinita,
siempre intentando trazar seda sobre el esparto,
fulmina versos superfluos por afecto infanticida.

Dicen que su nueva vida es una ruina,
la soledad no le intimida, y por eso se aísla,
la necesidad de estima es avaricia del alma,
¿cuánto hay de mentira en que todo es más sencillo sin compañía?
los otros no han cambiado, o han mostrado su peor versión,
y él se dedica a anotar, anotar, y anotar.

viernes, 11 de febrero de 2011

Tarde o temprano

Tarde o temprano (febrero-julio 2009)

Evidentemente, no la oyes,
una revolución silenciosa está orquestada,
transmite su señal sin necesidad de ondas,
es el subconsciente llegando al punto de cocción.

Por ahora, no confundirá actividad y descanso,
dejará impolutas las baldosas urbanas
mientras la Historia prepara su regreso,
reúne antecedentes antes de alcanzar el límite,
una gran cuestión permanece ajena a todo esto:
"de acuerdo que al fabricar más dinero se desvalorizarían las monedas,
pero si es a nivel mundial, ¿se desvalorizarían respecto a qué?"

Hallará la razón en gran parte de ellos,
intentando superar la paradoja vital de tantos compañeros,
gente que se equivoca en lo fundamental:
querer ser libre y también inmortal.

No es algo agradable de descubrir,
pero tarde o temprano termina por suceder,
y es entonces tiempo de tomar medidas,
hora de buscar soluciones,
notar la opción circulando por los pulmones,
sentir el cosquilleo del valor,
la mordiente del bocado al que atenerse.

Es casi tan fútil como dejar hacer,
casi,
pero es algo que intentar antes de evaporarse,
es como una gran juerga moral,
¿de veras no hueles la saliva en los labios?
los miedos tumbados por la decisión,

de todas maneras, no nos libraremos,
a los comparsas nadie se los cree.

Y se hizo el silencio

Y se hizo el silencio (febrero 2009)

La decisión vino a tomar medidas,
terreno arrasado por la ira,
barrido por el ímpetu,
agresivas piconadoras de los obreros del odio,
automatismo de negación en la rutina de trabajo,
descanso en represión,
indumentaria reglamentaria del disimulo,
espectadores a diario,
estructura metálica de indiferencia,
inercia en su construcción,
mortificantes murallas de piedra,
tocho a tocho en desazón,
cemento amasado por el desencanto,
esparcido con resignación,
dispositivo de seguridad a ritmo de supervivencia,
vigilantes del escepticismo,
socarronas escrituras,
instalación eléctrica a prueba de dependencias,
agua y gas para la convicción,
escobazos a la inocencia,
parquet robusto de ego,
ventanas frente a la crudeza,
altillo con inutilidades autocomplacientes,
pragmáticas capas de pintura,
acabados y retoques de buenas maneras,
interiorismo con sentido común,
se anunció la reflexión a ultranza,
se preparó un buffet de sensaciones,
se acabó la inauguración despiadada,

y se hizo el silencio.