lunes, 25 de julio de 2011

No puedo ser transgresor

--No puedo ser transgresor (febrero-marzo 2009 / octubre 2010)--

No puedo ser transgresor,
no quiero entrar en el convento para poder cagarme dentro,
no tengo a los nuevos GAL controlando mis pasos,
no convertirían mi asesinato en un suicidio,
no hay nada de eso, demonios!

Todo está aplastado en pósters,
el libertinaje ha hecho caldo de los rebeldes,
y no puedo ser transgresor,
si ya lo sabía yo...
los únicos tabúes son defender la homofobia, el racismo, el fascismo tradicional, y la pedofília,
así que no puedo ser transgresor,
no,
el sexo y la política ya no escandalizan a nadie,
se simula solo como mecanismo de control,
y los que escriben y los que leemos nos creemos importantes.

No, los outsiders no son transgresores,
solo son gente complicada o feliz,
las balas perdidas siguen su criterio,
no tumban a alguien así como así,

pero...espera, sí que soy transgresor!
vitoreo y admiro a millonarios,
a famosos que dan un puñado de su riqueza a los pobres,
riqueza acaudalada trabajando para empresas interconectadas con las que oprimen a los pobres,
nada puede cambiar,
me he aburguesado,
nada puede cambiar, y me he aburguesado,
me he aburguesado, y nada puede cambiar,

y la rutina no elimina los miedos,
los inmoviliza,
ellos luchan por salir,
y si los huesos rotos se curvan antes de ceder...

No hay comentarios: